Al presidente de México, Enrique Peña Nieto, le queda un año de mandato. Y es hasta estos momentos, en la recta final de su gobierno, cuando se ha sentido más cómodo para hablar de la marihuana como una posibilidad para su país.

“¿Me han preguntado si alguna vez he consumido marihuana?”, menciona, “la verdad es que no, nunca he consumido ningún tipo de droga”. Lo cierto es que el hombre que ha liderado la política en México desde el 2012 ha favorecido a esta planta desde lo legal con la reciente aprobación de la marihuana medicinal en todo el territorio nacional.

Si bien considera que “el consumo de marihuana puede ser la entrada o el acceso a otro tipo de drogas”, su gobierno ha permitido que, por primera vez en la historia de México, se pueda acceder a un tratamiento médico a base de cannabis sin enfrentar problemas legales. Si bien aún no quedan claros los reglamentos para el cultivo o la investigación de la planta en el territorio mexicano, sí se ha abierto una puerta para profundizar en el tema en los próximos años.

“Yo no descarto que en un futuro no muy lejano se termine legalizando la marihuana en México. Ya está ocurriendo en otros países, en Estados Unidos, particularmente”, asegura Peña, quien ha tenido que lidiar con la guerra contra el narcotráfico desde que inició su mandato, lo que ha elevado las cifras de muertes relacionadas con el tráfico de droga en más de 90 mil personas, desde 2012 hasta la fecha. Perteneciente al PRI (Partido Revolucionario Institucional), Peña forma parte del grupo político más poderoso de México, el cual forjó las leyes que durante décadas consideraron a la cannabis como una droga altamente peligrosa.

Los cambios en la forma en la que se ve a la marihuana en México son bastante claros. Movimientos sociales, investigadores, politólogos, pacientes e instituciones, han generado desde hace varias décadas iniciativas para dejar de satanizar a la planta y permitir que se le vea como algo más que una hierba dañina. El 20 de junio del 2017, los diputados mexicanos permitieron el uso medicinal de la marihuana, un logro que se dio precisamente gracias a la presión social.

Para el presidente mexicano esta decisión podría ser uno de los puntos clave para validar su mandato. Si bien su periodo de gobierno ha estado manchado por la corrupción, la impunidad y una falta de estrategia clara para lidiar con las adicciones y la violencia generada por el narcotráfico, la apertura hacia la cannabis durante su gobierno puede ser un punto a favor que en un futuro termine por desarrollarse.

“A lo mejor, quizá algún día, fume (marihuana) para no perderme la experiencia. Pero no lo haré mientras sea presidente”, dice, mientras deja claro que el cambio de mentalidad es lo que ha generado que la hierba pase de ser considerada una droga a transformarse en una gran industria medicinal que beneficia a millones de personas en el mundo. Sobre el uso lúdico de la planta, el mandatario de 51 años declara que es muy posible que sea aprobada en los próximos años, fruto de las acciones a favor que se realizaron durante su gobierno.

México vivirá en 2018 las campañas presidenciales más polémicas de su historia. El presupuesto para realizarlas rebasará los 6,778 millones de pesos y las fuerzas de izquierda y derecha en el país competirán para alcanzar un mandato que se extenderá hasta el 2024. Sorprendentemente, ninguno de los candidatos a la presidencia de México tiene una apertura clara hacia la marihuana, sin duda un tema clave para asegurarse millones de votantes.

Y es que en México hay más de 6 millones de consumidores de marihuana. Todos ellos dependen aún del mercado negro para acceder a la planta, lo que pone en riesgo su salud, ya que no saben realmente qué están consumiendo y se compra directamente a narcotraficantes violentos. Una persona que sale de casa para concretar una pequeña venta de cannabis ilegal, puede terminar secuestrada o asesinada.

Para Enrique Peña, esto debe cambiar desde lo legal, por lo que no descarta que la legalización del consumo recreativo de la cannabis sea un tema clave a desarrollar el próximo año. Lo que podría hacer él mismo, ya que abandonará el cargo en diciembre de 2018. “Un paso así requiere de una buena investigación, probar realmente cuáles son los efectos de la marihuana”, dice.

Conocido por ser un presidente atado a las ideas conservadoras de su partido, Peña ha sorprendido a sectores claves como el religioso, el empresarial y varios grupos conservadores, al legalizar una planta que todavía enfrenta grandes prejuicios en zonas clave del territorio mexicano. Muchos condenaron la decisión y decidieron criticar públicamente el giro ideológico del presidente.

“Lo peor que nos puede pasar es que ante los problemas que no podemos solucionar tomemos el camino de ‘legalizar’ los problemas condenando con ello a los jóvenes y a las nuevas generaciones a un mundo sin remedio”, señaló Norberto Rivera, la figura católica más importantes del país. Y es que México cuenta con 111 millones de católicos, lo que lo coloca como la segunda nación con más fieles de esta religión en el planeta. Algo que sin duda perjudica a la agenda cannábica.

En su quinto informe de gobierno, Peña no ha mencionado datos clave para saber qué pasará con la evolución de la marihuana legal en México. La planta solamente fue mencionada como parte de los enormes decomisos que realiza el ejército mexicano; del año pasado hasta este mes, las fuerzas armadas le quitaron más de 600 toneladas de marihuana a los narcotraficantes. Lo que confirma que penalizar la planta solo desata más violencia.

“Yo veo que las nuevas generaciones ven con mayor grado de tolerancia esta planta. Y hoy observo que el mundo está siendo mucho más abierto con el tema”, dice, argumentando que los jóvenes mexicanos fueron una parte importante para la legalización medicinal.

La presidencia de Enrique Peña será recordada, entre otras cosas, por la legalización de la planta, algo que sin duda le dio voz a cientos de movimientos sociales que han luchado por la permisividad de la marihuana en México desde hace mucho tiempo.

Fuente: https://nacioncannabis.com/enrique-pena-nieto-no-descarto-la-legalizacion-general-la-marihuana-mexico/


Comentarios

22,33 ms