El adolescente realiza un tratamiento con aceite de cannabis. Para Jesús, y su mamá Julieta, el uso del cannabis medicinal les ha cambiado la vida. 

Jesús llegó a tener 15 convulsiones por día y hoy, luego de un tiempo de tratamiento con el aceite de cannabis, no tienen ninguna. En diálogo con La Calle, Julieta Lorenzo, nos acercó su historia y la de su niño. Para esta familia uruguayense, es emocionante ver cómo el adolescente de 16 años ha tenido tantos avances en el último tiempo.Para Jesús, y su mamá Julieta, el uso del cannabis medicinal les ha cambiado la vida.

Jesús llegó a tener 15 convulsiones por día y hoy, luego de un tiempo de tratamiento con el aceite de cannabis, no tienen ninguna. En diálogo con La Calle, Julieta Lorenzo, nos acercó su historia y la de su niño. Para esta familia uruguayense, es emocionante ver cómo el adolescente de 16 años ha tenido tantos avances en el último tiempo.

“Empecé a investigar por cuenta propia, a buscar exámenes mundiales que se desarrollaron a raíz de que escuché la historia de una niña que consumía cannabis medicinal para vivir, se conoce como el caso Charlotte, la nena de EE.UU que tenía epilepsia y era tratada con eso y en esa búsqueda en un momento consideré oportuno empezar a dársela a Jesús. Mi hijo tienen epilepsia refractaria, es autista y tiene un retraso mental severo medicado con muchos cócteles distintos en lo largo de estos 16 años donde lo he atendido con muchísimos profesionales y nunca ha podido llegar a estabilizarse. En los últimos años tomando todos los cócteles de medicación ha llegado a tener entre 10 y 15 convulsiones diarias y yo muchas más alternativas hallaba”,

“Acudí a una médica neuróloga pediátrica e investigadora del Conicet que trabaja con el uso del cannabis en Buenos Aires y a partir de allí empezamos a suministrarlo. Rápidamente generó un efecto positivo en el. Al mes ya estaba con 3 o 4 convulsiones al día. Jesús continúa tomando su medicación, el cannabis es un adicional, esas convulsiones fueron bajando hasta hoy que prácticamente están en cero. Hay día donde no tiene ninguna y hay otros en que tiene una, por ejemplo.”

En su caso, en cuanto a las crisis diarias, Julieta recalcó que este tratamiento ha sido beneficioso sustancialmente, “mucho más de lo que yo consideré. Superó las expectativas que yo tenía”, comentó. Consultada sobre las trabas para iniciar el tratamiento con su niño recalcó: “el único impedimento que tuve es que en su momento es que en Argentina, cuando yo quise empezar a darle cannabis, no existía ninguna legislación con lo cual le daba las dosis a mi hijo, como tantas madre y tantas personas que lo consumen, de manera ilegal. Estaba de algún modo cometiendo un ilícito”.

Sobre la ley de cannabis, la legalización del cannabis medicinal, votada en marzo de este año, regula la investigación médica y científica del uso médico, terapéutico o paliativo del dolor de la marihuana, autoriza su importación y habilita a dos organismos del Estado a cultivar plantas para proveer a los usuarios. Si bien la ley no permitió el autocultivo como pedían las madres, fue un primer paso para legitimar el uso del cannabis en tratamientos médicos.

“En  mi mirada debería haber salido una ley diferente a la que salió pero considero muy beneficiosa y oportuna esta ley porque ya no estamos hablando de algo ilícito, no hablamos de un producto ilegal y eso cambia mucho las cosas”, opinó. En la comunicación Julieta comentó que diariamente le llegan consultas en nuestra ciudad sobre el tratamiento que realiza con Jesús, en tanto comentó que las instituciones y los profesionales que trabajan en la salud de su hijo, tuvieron muy buena aceptación del uso del cannabis.

Fuente: http://noticiasvillaguay.com.ar/el-cannabis-medicinal-le-cambio-la-vida-a-jesus/


Comentarios

24,35 ms