En esta sección escribo sobre materiales sostenibles, intento hacer llegar a los lectores de esta columna el movimiento slow y la importancia de concienciarnos a nosotros mismos y nuestro entorno de que hay que mimar nuestro planeta y de que somos el motor del cambio. 


d851b0e089e4d951419ee0cc56100a97.jpgEn esta sección escribo sobre materiales sostenibles, intento hacer llegar a los lectores de esta columna el movimiento slow y la importancia de concienciarnos a nosotros mismos y nuestro entorno de que hay que mimar nuestro planeta y de que somos el motor del cambio. 

La elección de prendas o productos cosméticos que estén realizados a partir de materiales ecológicos, provenientes del comercio justo, distribuidos por empresas que se preocupan de la sostenibilidad del medio ambiente, siempre va a ser mejor para nosotros en muchos aspectos que ser presos del consumismo masivo de prendas o cosmética de mala calidad que no sólo no favorecen a nuestra piel, si no que están fabricadas por empresas que no se preocupan por los derechos humanos ni por la buena calidad de sus productos. 

En esta ocasión, me salgo un poco del tiesto. El protagonista de este artículo es el cannabis, un material sostenible, que todos conocemos muy bien, con cantidad de usos.

Antiguamente, los hindúes consideraban el cannabis como un potente afrodisíaco, aunque también  recomendaban sus efectos para disminuir el apetito sexual. Esto puede no entenderse de primeras, pero encaja bastante con las experiencias que yo he tenido utilizando la marihuana como estimulante en el sexo. 

El sistema endocanabinoide es una red de receptores que interactúan con los cannabinoides de la marihuana. La otra fuente natural de cannabonoides que conocermos es nuestro cuerpo. Al introducir en nuestro sistema cannabonoides extra mediante el cannabis, podemos sentir euforia, sensación que también aparece cuando tenemos relaciones sexuales. Tiene sentido entonces que tratemos de combinar ambas cosas.

Igual que la persona que asocia salir de fiesta por la noche con alcohol o con otro tipo de drogas no tan socialmente aceptadas, yo relaciono la marihuana con las relaciones sexuales, y es que me parece que encajan a la perfección ya que ambas cosas pueden inducir sentimientos muy gratificantes en nuestro cerebro, siempre y cuando conozcas tu cuerpo y tus límites.  

Llevo varios años disfrutando de la marihuana en este ámbito, la verdad que siempre he sido del peta de antes y del de después, pero siempre he seguido el clásico ritual de rular y hacer humo. 

Conozco bien como afecta la marihuana a mi cuerpo, y se exactamente lo que tengo que fumar, a veces, con algún peta de más he conseguido el efecto contrario al que buscaba: Me ha relajado tanto que sólo me apetecía estar tumbada, y para una cita especial no quieres que esto suceda.

Desde hace tiempo, llevo viendo en redes sociales un montón de cuentas de asociaciones, marcas y consumidores que muestran una manera alternativa de consumir cannabis: Las tinturas.

eb79931d46b3d291fce5651f4501052a.jpg

Me topé con la marca Judas Iscariote por Instagram, además dos asociaciones de las que soy socia en Madrid ofrecían sus productos para socios. 

No me lo pensé, tenía en mente una noche especial y quería experimentar con mi nuevo descubrimiento. Para mi sorpresa, en la asociación a la que acudí no sólo dispensaban tinturas de esta marca, también crema y un lubricante. 

Me imaginé la noche perfecta, risas, relax, masajes... Empecé a cotillear las vitrinas e intenté decidir que productos iba a retirar; Hay dos tipos de tinturas, la Corpus Domini  y la Corpus Satani, al final opté por llevarme una de cada. Escogí variedades más sativas, Lemon Haze y Amnesia. 

Los efectos del cannabis dependen de cada persona. Después de bastante tiempo experimentando con diferentes variedades de marihuana en el sexo, he descubierto que a mi me favorecen las genéticas con mayor predominancia sativa, pero lo mejor es probar, ya que los efectos de las variedades más índicas, suelen venir muy bien para la relajación de cuerpo y mente y puede que a algunas personas les sea más favorable en estos momentos íntimos.

ebdf49c74a54563dc7192ba7ac089630.jpgEn el caso de la tintura Corpus Domini de Amnesia, la marca me explicó que estaba elaborada directamente con los cogollos de la planta, al igual que la Corpus Satani de Lemon Haze. Pero esta última contiene el doble de concentración en un bote; es más potente. 

Es la única diferencia entre ambas, y he de decir, que yo que tengo bastante tolerancia a los efectos del cannabis, prefiero la Satani, ya que tengo que utilizar menos dosis para conseguir el efecto deseado; pero insisto, es cuestión de conocer tu cuerpo e ir experimentando siempre de menos a más.

El lubricante, que se llama Afrodisíaco María Magdalena, está elaborado con BHO. He de reconocer que era algo escéptica con este producto. No suelen gustarme los lubricantes, pero al ser un lubricante de cannabis, tenía que probarlo. 


¡Ya tenía todo listo, y estaba deseando experimentar con todo!   

0a68a2b517b147899e7ff07655da423b.jpgDecidí preparar unos batidos: leche, miel, chocolate y dos dosis de Corpus Satani de Lemon Haze. - ¡Qué rico estaba! El sabor de la tintura no era demasiado exagerado, pero si que se nota ese sabor a marihuana, y la combinación con el dulce del chocolate y la miel, era brutal.

Empecé a notar esa felicidad interna que te dibuja la media sonrisilla tonta en la cara cuando iba por la mitad del vaso. Las miradas de complicidad con mi acompañante me hicieron saber que le estaba sucediendo lo mismo.

Como fumadora que soy, decidí rularme uno de Ice de Super Silver Haze.

Entre risas saqué el lubricante, que huele de maravilla, y seguí las instrucciones que me habían dado para su uso. 

Me recomendaron que para experimentar sensaciones más placenteras, lo utilizara sola; Fue la única pauta que no seguí, pero he de decir que aún así fue muy especial. No es un lubricante de estos que en seguida desaparecen, ni tampoco de estos demasiados pringosos; la textura es perfecta y favorece la lubricación natural. Con una dosis (el tubo del gotero lleno) fue suficiente para disfrutar del THC durante esa noche.

Me sentí relajada, fue una sensación progresiva, agradable. No esperaba un efecto inmediato, pero no pasaron más de 20 minutos cuando esto empezó a suceder. 
Al principio no era del todo consciente de que mi ritmo había bajado, los besos empezaron a ser mas suaves y lentos – quería disfrutar de cada segundo -, y poco a poco fui metiéndome en una burbuja. 

356c8366506543b4885c82e2d0f4b15c.jpgMe di cuenta de que estando en esa nube de felicidad, las sensaciones en mi piel eran más intensas, más de lo que hasta hora había comprobado estando fumada.
Es una de las sensaciones que me gustan del cannabis en las relaciones íntimas, y que es sencillo de conseguir fumando marihuana, pero la relajación de mi cuerpo en esta ocasión era mayor, haciendo más sensible mi piel. El placer invadía todos y cada uno de los rincones de mi cuerpo, lo que ayudó a que el orgasmo fuera más intenso y profundo. 

Mi sorpresa con este lubricante ha sido increíble, ya que no esperaba sentir nada distinto a lo que acostumbro a experimentar fumando hierba.

Los efectos me duraron alrededor de una hora, y después una sensación de calma y relajación invadió mi cuerpo.

Las personas que se animen a coquetear con tinturas, lubricantes y demás productos elaborados con cannabis, recomiendo que hablen con el fabricante o con el personal de la asociación que lo dispense para poder disfrutar bien de los efectos y hacer un uso correcto del producto. 

En el caso de las tinturas de Judas Iscariote, me explicaron que en un bote hay unas 10-11 dosis. El bote es un recipiente con pipeta Pasteur y con el tubito lleno de tintura equivale a una dosis. En mi caso, como os he comentado, consumí dos dosis de la Corpus Satani (más fuerte que la Corpus Domini) y fue suficiente para experimentar un buen viaje.

La mezcla de la tintura con el lubricante es altamente recomendable, una alternativa estupenda a ese peta en la cama que acaba llenando las sábanas de ceniza...

Texto: Raquel Méndez

Fotografías: @eostoner


Te perdiste el anterior artículo de Desayunoconweed? Léelo aquí!

Síguenos en nuestras Redes Sociales y estate a la moda cannábica!

Comentarios

25,49 ms