Todos los años, en Madrid, se celebra la semana de la moda. Un espacio donde se reúnen las marcas y diseñadores de toda Europa para lanzar sus propuestas para la próxima temporada. Este 11 de septiembre Momad Metrópolis celebraba su quinta edición que reunió a más de 17.200 visitantes profesionales.


Todos los años, en Madrid, se celebra la semana de la moda. Un espacio donde se reúnen las marcas y diseñadores de toda Europa para lanzar sus propuestas para la próxima temporada. Este 11 de septiembre Momad Metrópolis celebraba su quinta edición que reunió a más de 17.200 visitantes profesionales.

Ifema se vistió con sus mejores galas todo el fin de semana para darnos la opción de conocer las nuevas apuestas al sector textil y a todos los compradores y locos por la moda.

7047e146556d5f0f0eb66630b4773baf.jpgEn mi búsqueda por encontrar ropa actual que respete la sostenibilidad de nuestro planeta, opté por un outfit ecofriendly en el que utilicé unos shorts vaqueros de segunda mano, y la parte de arriba de The Hemp Coop, una tela negra de cáñamo y algodón orgánico con unos cortes que hace que el tejido se aproveche al máximo, una prenda unisex que combiné con un cinturón a lo obi que encontré en una tienda de segunda mano del rastro.

Un look cómodo y diferente. 

The hemp Coop es una marca estadounidense que conocí a través de Instagram, cuyo objetivo es promover la utilización del cáñamo como fibra por sus enormes beneficios. En su tienda online podéis encontrar prendas unisex y básicas, además de accesorios como gorras y bolsas.

Desde por la mañana un montón de personas se acercaron para descubrir cuatro pabellones repletos de stands que nos mostrarían los tonos y diseños que marcarán tendencia la próxima temporada de primavera - verano 2016. 

Unos mejores decorados que otros, más grandes o más pequeños, en algunos incluso ofrecían algo de beber y picar a las personas que se acercaban para hacer negocio... Y como no, todos los comerciales muy bien vestidos para atender a la cantidad de ojos que iban a posarse en ellos durante todo el fin de semana. 

Empecé paseando por uno de los pabellones, con mi cámara, haciendo fotos para poder mostraros a todos lo que se cuece en estas ferias. 

Tenía la ilusión de que en pleno año 2015 muchas de las firmas que acudieran a Momad tendría una filosofía concious como la que yo buscaba. 

Para mi sorpresa, no fue así... Había firmas que directamente me comentaban los materiales que trabajaban y quedaba claro que no pertenecían al movimiento slow fashion y otras marcas no supieron decirme qué tipo de fibras confeccionaban sus diseños... Una verdadera desilusión que me hizo querer tomar un respiro en la zona dedicada a ello. Una placita en el exterior entre los pabellones destinados al sector textil en la que había un montón de pufs para sentarse en el centro de un círculo formado por Food Trucks, de diferentes apuestas de comida, y algún stand promotor de fragancias y cosmética.

En un lateral, observé que uno de los puestos tenía un color verde precioso y me llamaron la atención unas letras blancas sobre una tela negra que parecía ser una bolsa de merchandising de marca que decía "I am Green".

Me acerque, y allí estaba, un espacio de reflexión que la marca SkunkFunk había decidido montar con la siguiente pregunta como punto de partida al diálogo “¿Sabías que la industria textil es la segunda más contaminante del mundo?” y dónde muy amables enseguida se acercaron para atender mi curiosidad.

a77d650237dad2d8b5e2f4f9997dcf09.jpgDefiniría el estilo de esta firma como Sporty – Chic; 

Skunkfunk tiene un estilo único, creativo y urbano. Sus colecciones están en sintonía con las tendencias más recientes aunque manteniendo siempre su toque original y apostando por la sostenibilidad. Sus prendas son muy versátiles y dependiendo de su combinación y los complementos que añadas pueden servir tanto para situaciones más cotidianas como para eventos o citas más especiales.
La marca ha evolucionado con el tiempo, pero nunca ha perdido su sello representativo, la búsqueda de un concepto diferente de crear moda; su eslogan es “Make a difference”.

En el stand pude ver un nido precioso que servía de marco para presentar su nueva NKS Collection. Bolsos confeccionados en Tyvek, un tejido obtenido de fibras de polietileno 100% reciclable, que me encantaron y sin duda me haré con uno de ellos próximamente.

Una marca que pertenece al movimiento Slow en España, - y que cuenta con tienda online - concienciada y que empieza por incrementar el uso de fibras sostenibles en sus colecciones, - como el algodón orgánico, poliéster reciclado, lyocell o lino -  sin olvidarse de la sostenibilidad en la creación de las mismas, ofreciendo prendas que puedan utilizarse en diferentes ocasiones y de varias formas. 
También utilizan plásticos bio para sus bolsas además de reutilizar y reciclar todo su papel y cartón. 

Antes de acercarme al stand del pabellón donde me habían indicado que estaría su espacio donde podríamos ver sus modelos, decidí darme un paseo por los demás pabellones para encontrar mas marcas con una ética sostenible a la hora de fabricar y distribuir su arte. 

Estaba más animada, seguro que daba con más apuestas que poder enseñaros. 

Vaqueros, accesorios, pieles, calzado, moda infantil, moda de baño, pasaba y pasaba puestos en los que aunque veía cosas preciosas no entraban dentro de mi punto de mira. 

Con las propiedades que el cáñamo ofrece para este sector, me impresionaba no ver ningún rastro de esta maravillosa fibra en esta feria comercial. 

Fui descubriendo que la próxima temporada está inundada de tejidos naturales, vaporosos, y la utilización de algodón, lino y sedas estuvo presente a lo largo de todos los pabellones. Los tonos pastel y fresquitos como el fresa o mandarina, así como el estilo navy combinado con estampados más florales y animal print. El blanco y negro seguirán siendo un in en 2016.

 4d3083c5ca2c71abf97baaa1c1033004.jpg

Estaba deseando poder encontrar algo de calzado, las alpargatas y cuñas han sido una apuesta indiscutible este verano y muchas firmas apuestan por el cáñamo por su económico  precio y su resistencia para la fabricación de sus suelas.

Así que me acerqué al pabellón 4, Ifema había decidido otorgar el protagonismo que merece al calzado y complementos reuniendo a todas las firmas en un mismo pabellón.

Estilismos muy setenteros y ochenteros; suelas track – con mucho protagonismo -, puntas afiladas, tacones en bloque, sandalias lace up – las de tiras y cordones anudados a los tobillos y piernas -, animal print, tela vaquera, estampados florales, pieles con tonos metalizados..

De repente, leí EcoChic, un stand chiquitito lleno de color y personas, por qué no decirlo, observando y preguntado por un montón de zapatos.

Conseguí acercarme a la diseñadora de la firma y preguntarle sobre la fabricación de sus diseños, los materiales y demás. 

Ella me explicó que EcoChic es una de las tres líneas de diseño de la firma Ana Pallarés. Esta linea, aunque no se puede decir que sea 100% ecológica, trata de que al menos el 70% de ella sea lo más natural y menos tratada posible.

La base de todas las piezas de la colección es el yute, originario de fibras naturales. Utilizan un yute 100% trenzazo manual y artesanalmente, el cual no lleva componentes químicos (excepto en la colección de invierno, que se trata con una película hidrófuga que le hace resistnte al agua).

En cuanto a las curticiones, utilizan pieles de vaquetilla sin tratamiento ni tintes. - Además, las pieles no llevan cromo, que es un elemento químico muy utilizado por otras marcas en el tratamiento y tinte de las mismas.

608606c606b14f79250fc89f93b8b9a8.jpgPor lo tanto podemos decir que la fabricación de esta firma es prácticamente artesanal. Los cosidos de cada pieza están realizados manualmente uno por uno. Además hay que destacar que la producción de toda la colección es sostenible, ya que no emite contaminación al medio ambiente.

EcoChic ha optado por la utilización de kraft reciclado en todo su material corporativo, como las tarjetas de visita, cajas, lookbook, etc. Apoyo totalmente a las personas que poco a poco empiezan a concienciarse y a optar por esta rama de la moda que a todos nos debería interesar más. 

Los looks propuestos en el stand de SkunkFunk me parecieron un total acierto. Me enamoré de un conjunto precioso de top y falda con un estilo skater que pude ver en su catálogo, y destaco sobre todo los diseños y colores de su NSK Collection. 

Aunque esperaba encontrar más marcas con una filosofía de sostenibilidad en su fabricación y la elección de sus fibras, he de decir que me fui de la feria contenta, habiendo encontrado una marca deportiva y ecofriendly que seguro empezará a vestir mi fondo de armario.

 Y yo me pregunto, ¿siendo la moda tan importante hoy en día en el sistema y siendo una de las principales causas de contaminación ambiental, no preferiríamos los compradores optar por marcas que respeten nuestro entorno? Somos el motor que puede impulsar el cambio, optemos por el cáñamo y fibras naturales que miman nuestra piel y nuestro planeta. Marquemos la diferencia.

Raquél Méndez.

Fotografía por: Adrían Revuelta Guzmán

Comentarios

25,17 ms